Uso de implantes para el tratamiento de glúteos caídos

 

Introducción

La mayoría de las personas saben que los implantes se utilizan para agrandar los glúteos; sin embargo, es un hecho menos conocido que los implantes también se pueden utilizar para tratar los glúteos caídos. Los implantes de glúteos son objetos artificiales hechos de material de silicona semisólido. Vienen en diferentes tamaños y se colocan dentro de los glúteos a través de incisiones. La buena noticia es que los implantes de glúteos son objetos permanentes, lo que significa que los resultados permanecerán con usted de por vida.

Los glúteos caídos lucen estéticamente poco agradables. También afectan el contorno de su cuerpo y la hacen ver envejecida. Muchos factores pueden hacer que los glúteos se caigan. Estos incluyen el envejecimiento, el embarazo, las fluctuaciones de peso, la gravedad y la genética. Cuando los glúteos se caen, también puede crear problemas de autoestima para la paciente. Afortunadamente, los implantes se pueden utilizar para tratar los glúteos que están levemente o moderadamente caídos.

 

El desarrollo de glúteos caídos

Muchos factores pueden llevar al desarrollo de glúteos caídos. Cuando usted es joven, sus glúteos son más jóvenes, firmes, vivaces y sexys, gracias al colágeno y al estrógeno producido por su cuerpo. Sin embargo, a medida que uno envejece, el nivel de estrógeno y colágeno en el cuerpo disminuye. Como resultado, la elastina de su piel se debilita y la grasa en su cuerpo se acumula en su abdomen y parte superior del cuerpo en lugar de en sus glúteos. Estos factores trabajan juntos para hacer que los glúteos se caigan.

Tenga en cuenta que la piel de sus glúteos juega un papel crítico en la definición de la firmeza y la juventud de sus glúteos. La piel permanece elástica mientras su cuerpo produzca suficiente colágeno. Cuando el colágeno cae en picada, hace que los glúteos se caigan. Además, los músculos de los glúteos juegan un papel importante en el mantenimiento de la firmeza de sus glúteos. Pero muchos factores afectan los músculos de los glúteos y la piel.

El primer factor que lleva a la debilidad de los músculos de los glúteos y de la piel es el embarazo. Durante el embarazo, su cuerpo experimenta cambios hormonales y físicos. Por lo general, los glúteos se expanden y agrandan durante el embarazo. Cuando los glúteos se agrandan más allá de cierto punto, se debilitan y separan los músculos del glúteo, además de dañar la elastina de la piel. Como resultado, los glúteos se caen.

Las fluctuaciones masivas de peso también afectan los glúteos de la misma manera que el embarazo. Cuando aumenta de peso, aumenta el volumen de grasa en los glúteos. Cuando el aumento de peso es masivo y continuo, la expansión de los glúteos debilita la elastina de la piel. Después de la pérdida de peso, la piel no retrocede, lo que provoca que los glúteos se caigan.

La genética y la gravedad también juegan un papel en la aceleración del proceso de caída de los glúteos. Algunas personas tienen una predominación genética para el desarrollo de glúteos caídos. La atracción gravitacional constante puede combinarse con el embarazo, la genética y los cambios de peso para introducir más flacidez en los glúteos. 

 

Cómo los glúteos caídos afectan su vida

Cuando los glúteos se caen, se ven estéticamente desagradables. Las mujeres son particularmente más conscientes de la imagen, y los glúteos se encuentran entre las áreas estéticas más críticas del cuerpo femenino. Definen su feminidad, fertilidad, juventud y energía. Cuando los glúteos se caen, puede hacer que se vea envejecida, menos femenina y estéticamente poco atractiva. Los glúteos caídos también pueden afectar el contorno general del cuerpo y las características físicas asociadas. 

Como resultado de los problemas provocados por los glúteos caídos, muchas mujeres experimentan una baja autoestima. Se sienten menos seguras cuando no usan ropa interior o mientras nadan. Además, evitan las reuniones sociales porque se sienten avergonzadas debido a sus glúteos caídos. La enfermedad también afecta a su vida personal y profesional. Por ejemplo, pueden evitar el sexo pensando que a sus parejas no les gustan sus glúteos caídos. 

Además, los estudios han encontrado que las mujeres con cuerpos estéticamente agradables son profesionalmente más exitosas y pueden ascender rápidamente en la escala corporativa. Y la triste realidad es que la mayoría de los hombres prefieren tener relaciones sexuales y relacionarse con mujeres que se ven más jóvenes y tienen áreas corporales estéticamente atractivas, especialmente los glúteos y los senos. 

 

Tratamiento de glúteos caídos con implantes

Los implantes de glúteos fueron desarrollados principalmente para tratar glúteos más pequeños con el objetivo de hacerlos más grandes y rellenos. Hoy en día, los implantes también se utilizan para tratar los glúteos caídos. Estos implantes se pueden usar para hacer que sus glúteos sean más firmes y jóvenes; sin embargo, si sus glúteos están muy caídos, es posible que los implantes no le ayuden a tratar esta afección. En tal caso, debe considerar la posibilidad de realizarse el levantamiento de glúteos en lugar de los implantes.

Los implantes de glúteos pueden tratar la flacidez de leve a moderada, pero no pueden fijar glúteos que están increíblemente caídos. Lo que esto significa es que si usted tiene glúteos caídos de leves a moderados, puede considerar colocarse los implantes. Su candidatura para la cirugía se determinará durante la consulta preoperatoria. Asegúrese de consultar sólo con un cirujano plástico certificado que tenga amplia experiencia en el tratamiento de glúteos caídos con implantes.

Durante la sesión de consulta, el cirujano plástico examinará sus glúteos y determinará el nivel de flacidez de los mismos. El cirujano tomará medidas de las dimensiones de sus glúteos y otras áreas del cuerpo. Basándose en los resultados, él le dirá si los implantes pueden ser usados para tratar sus glúteos caídos. El cirujano plástico también evaluará su estado general de salud para asegurarse de que goza de buena salud, ya que la cirugía de implante de glúteos es una cirugía altamente invasiva que implica riesgos. Los riesgos son mayores para las mujeres que tienen problemas de salud graves.

El cirujano plástico también evaluará sus metas estéticas y expectativas de la cirugía. Usted necesita tener metas y expectativas razonables, realistas y alcanzables. Tenga en cuenta que los implantes pueden hacer que sus glúteos se vuelvan más firmes y jóvenes; sin embargo, el procedimiento no transformará completamente su apariencia física ni la hará parecer una estrella. 

Durante la consulta preoperatoria, el cirujano plástico también trabajará con usted para elegir el tamaño de implante de glúteos adecuado para usted. Cuando se tratan glúteos caídos con implantes, no se recomienda el uso de implantes grandes. Cuando se utilizan implantes grandes, el peso extra de los implantes puede hacer que sus glúteos vuelvan a caerse. La elastina de su piel ya está débil, por lo que debe colaborar con su cirujano para elegir un tamaño de implante que sea adecuado para sus glúteos. En la mayoría de los casos, se seleccionan implantes más pequeños o medianos al tratar glúteos caídos con implantes.

La cirugía de implantes de glúteos es un procedimiento ambulatorio que se realiza bajo anestesia general. Un anestesiólogo certificado le administrará la anestesia, después de lo cual el cirujano plástico comenzará la operación haciendo incisiones en los glúteos. La longitud de las incisiones depende del tamaño de los implantes.

Después de hacer las incisiones, el cirujano insertará cuidadosamente los implantes en los glúteos. Existen tres opciones para colocar los implantes dentro de los glúteos: dentro, debajo o sobre el músculo glúteo. Cuando se tratan glúteos caídos con implantes, el mejor lugar para los implantes es debajo o dentro de los músculos glúteos porque los implantes obtienen una cobertura máxima de tejido allí. 

Después de colocar los implantes en los glúteos, el cirujano suturará y cerrará cuidadosamente las incisiones y la operación llegará a su fin. Su recuperación comenzará poco después del procedimiento. 

 

El período de recuperación y los resultados

La paciente debe pasar por un proceso de recuperación completo para lograr las mejoras deseadas. Las incisiones necesitan sanar y convertirse en cicatrices. La paciente debe descansar durante dos semanas después del procedimiento. Debe evitar trabajar durante este período y centrarse en su recuperación. No se mueva ni realice actividades que puedan ejercer presión o dañar las incisiones.

La recuperación completa puede tomar seis semanas. Puede reanudar el trabajo no extenuante después de dos semanas, pero evitar las actividades extenuantes durante seis semanas. Los resultados de la operación irán apareciendo gradualmente. Después de que la inflamación haya disminuido y las incisiones hayan sanado, verá que sus glúteos se han vuelto más firmes y jóvenes.  

 

Riesgos y complicaciones

El tratamiento de la flacidez de glúteos con implantes no está exento de riesgos. La cirugía incluye incisiones y traumatismos. Los riesgos comunes incluyen contractura capsular; desplazamiento del implante, infección, sangrado, seroma y hematoma, coagulación de la sangre, asimetría de glúteos y complicaciones de la anestesia. La paciente debe discutir los riesgos con el cirujano plástico durante la sesión de consulta. Si usted tiene problemas de salud graves, los peligros serán mayores para usted. No se someta a la cirugía ya que los riesgos son mayores que los beneficios.

 

Conclusión

Los implantes de glúteos son objetos protésicos que se desarrollaron inicialmente para hacer que los glúteos más pequeños sean más grandes. Sin embargo, estos implantes también se pueden utilizar para tratar los glúteos caídos, haciéndolos más firmes y juveniles de nuevo. Si sus glúteos están levemente o moderadamente caídos, puede considerar someterse a una cirugía de implante de glúteos. Sin embargo, el uso de implantes grandes debe evitarse al tratar glúteos caídos. Los implantes se colocan dentro de los glúteos a través de incisiones que luego se suturan y se cierran. La paciente debe tener en cuenta los riesgos de la cirugía cuando decida someterse al bisturí.